Posts Tagged ‘Escher’

h1

DUALIDAD: LA REALIDAD Y SU REFLEJO

1 enero, 2013

Maurits Cornelis Escher
Naturaleza Muerta Con Esfera Reflectante (1934)
 
Escher nos invita en sus obras a cuestionarnos sobre la  existencia de todo aquello que percibimos como real. Nuestro sentido común entra en contradicción con la percepción de los sentidos, mundos imposibles, contrapuestos que se llegan a acoplar en una  realidad. En  el grabado de la imagen podríamos percibir que lo que no es posible es la figura de ave con cabeza humana, que la escena que se refleja en la botella sí es un reflejo de la realidad. No obstante, una figura puede adquirir las características que nosotros queramos, en cambio, lo que percibimos como real no es más que una realidad distorsionada al proyectarse sobre la botella, como en los espejos cóncavos de la calle del Gato en nuestro Valle Inclán. Mi pregunta es ¿si la realidad virtual es más imposible por ser ficticia no es también más posible por hacer real lo imposible? Me refiero a las posibilidades que brinda a personas  que en ciertas situaciones fuera de la realidad virtual su realidad no sería  factible.

Como en las metamorfosis de Escher en que las figuras abandonaban el plano para participar de la tercera dimensión, también las personas nos transformamos en otras cuando nos introducimos en el mundo virtual y llegamos a parecer casi irreconocibles, La facilidad para introducirnos a través de una identidad no real posibilita que nuestras relaciones resulten muy distantes de las que experimentamos en el mundo real. Una realidad múltiple con múltiples identidades creadas e inventadas para poder experimentar y conocer, como en las metamorfosis de Escher, todo en el mismo universo.

Todavía no tengo claro si son distintos mundos o son sistemas que pertenecen a un todo. Pero lo más asombroso es el resultado de las interacciones de las personas con esos mundos o sistemas, personas que se construyen a si mismas a través de las experiencias, de la comunicación, del lenguaje en sus relaciones con los demás,  para dar sentido  al ser social  que busca formar parte de una red de humanidad. Sin embargo, también hay personas que se han aposentado en el mundo virtual , sus experiencias no dejan de ser simulaciones de la vida real, sus percepciones aparecen distorsionadas y su vida carente de sentido.

La percepción del mundo puede estar distorsionada por las experiencias, si sabemos cómo introducirlas en el mundo real entonces podremos seguir construyendo. Si, por el contrario,  nuestra realidad es una ficción viviremos como el Quijote en una novela. 

Anuncios
h1

Construir posibilidades

1 enero, 2013

 

Relatividad es un juego de mundos imposibles. Distintas realidades en un mismo espacio. Una superficie es pared, suelo y techo a la vez.   ¡Qué visión tan asombrosa la de poder intuir tantas posibilidades en un mismo espacio!.

Nuestra posición ante la imagen determina nuestro referente en ese espacio, lo mismo que en la vida real nuestra posición determina nuestras relaciones con el mundo.

Si alguien nos pregunta para qué sirve una escalera y nos situásemos en el último escalón podríamos contestar que una escalera sirve para bajar. Si nuestra posición fuese en el primer escalón nuestra respuesta podría ser  que la escalera sirve para subir.

¿Pero qué es una escalera? Una construcción que hace posible el paso de un espacio a otro. Nuestros conceptos varían y de forma extraña partiendo todos de un mismo origen, “humanidad” la llaman, nos transformamos en su contrario.

En la imagen son las figuras las que nos indican el movimiento que se realiza en cada escalera y Escher para demostrarlo coloca en la más alta dos figuras situadas  en la misma dirección que suben y bajan a la vez. Podemos partir de una misma posición pero ante las escaleras de la vida unos subimos escalones y otros los bajamos y así resulta que nuestro concepto varía: esa pared se convierte en techo, suelo, apoyo o división.

Las puertas o ventanas y el exterior al que asoma cada una acentúan nuestra percepción, pero según la escalera de cada uno la realidad aparente es diferente, el significado del exterior lo define cada individuo.

Toda la imagen es una suma de posibilidades, pero cada una surge respecto a la otra ¿es la escalera la que sube o baja?. Quizás sea la posición del individuo la que nos indica para que sirve cada escalera.  Eso dependerá de si lo que estamos mirando es la figura o el contexto.

Nada de lo que ocurre en la imagen es cierto, el artista juega con nuestra percepción y provoca nuestro pensamiento. ¿Qué realidades estamos construyendo?

Me gusta pensar que Escher más que jugar con los mundos imposibles era un constructor de posibilidades.

A %d blogueros les gusta esto: